¡Recetas con sabor a Andalucía para el verano!

| By Pankreoflat

Ya que estamos en verano y lo que más nos apetece son comidas fresquitas y sanas, os vamos a proponer tres recetas fáciles, rápidas y deliciosas a la par que ligeras que, curiosamente vienen de nuestro cálido surl más concretamente de Andalucía.

Gazpacho Andaluz Gazpacho

Ingredientes para 1 litro

  • 1 kilo de tomates bien maduros (con un color rojo acentuado)
  • 1 pimiento verde tipo Italiano (unos 60 gr)
  • 1 trozo de pepino (de unos cuatro dedos de ancho)
  • 1 trozo de cebolla (unos 100 gr)
  • 1 rebanada de pan (unos 50 gr)
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cuchara pequeña rasa con sal
  • Opcional: 1/2 manzana verde (por ejemplo una Golden) y agua fría


Elaboración

Lavar bien los tomates, el pepino y el pimiento y dejarlos escurrir. Añade el pan, cortado a trozos, y el tomate en cuatro trozos, y meterlos a la batidora sin accionarla todavía. Si quieres puedes quitar la piel a los tomates. Incorpora ahora el pimiento sin las pepitas ni el rabo en unos cuatro o cinco trozos, agrega además el ajo pelado, la cebolla pelada en tres o cuatro tozos y el trozo de pepino, también pelado, de unos cuatro dedos de largo.

En el momento que ya tenemos todas las verduras en el vaso de la batidora la tapamos bien y la ponemos en marcha hasta que veamos que no hay ningún trozo de verdura. El tiempo que tendrá que estar variará dependiendo de la potencia batidora. Una vez hecho, añade la sal, el aceite y vinagre. Las cantidades dadas son orientativas, podrás ir modificándolas  dependiendo de tu gusto sin cambios en el resultado. Pon cinco segundos la batidora para mezclar todo y comprueba sabores.

Si la consistencia que has conseguido no es la adecuada, puedes añadir agua fría hasta que esté a tu gusto. Hay que contar con que dependiendo de las cantidades de pan que eches y el contenido de agua de las verduras las medidas variaran. La mejor opción es añadir poco a poco, mezclar bien y comprobar hasta que te guste. Evita aguar demasiado el gazpacho porque sino su sabor disminuirá y quizás tendrás que andar cambiando la medida de sal y el vinagre

Por último incorpora la media manzana en cuadrados pequeños, guarda el gazpacho en la nevera… ¡y recuerda servirlo bien frío!


Salmorejo Salmorejo cordobés

 Ingredientes para 6 raciones

  • 1 kg de tomates
  • 200 gr de pan de telera Cordobés o pan con buena miga
  • 250 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • Una cucharadita de sal

 

Elaboración

Para conseguir una textura perfecta para el salmorejo, lo mejor es ir añadiendo los ingredientes paso a paso. Se empieza con los tomates enteros lavados, se trituran habiendo retirado anteriormente lo verde del pedúnculo y después se pasa el puré de tomate por un colador fino donde se filtra la piel y las semillas quedando solamente el tomate.

En un recipiente hondo se coloca el pan, se echa el puré de tomate y se deja que se impregne durante diez minutos. Transcurrido este tiempo se tritura todo y añadimos el diente de ajo, quedando una crema espesa de pan y tomate. Dependiendo de la proporción de agua que tengan los tomates, la consistencia de la crema quedará más o menos aguada, por ello según vuestro gusto podéis añadir más o menos pan.

A continuación se incorpora el aceite de oliva virgen extra. Para un buen salmorejo cordobés lo idóneo sería usar un aceite de la zona de Córdoba, cualquier variedad de la de D.O. Priego de Córdoba, sino, cualquier aceite de oliva virgen extra es bueno para obtener una emulsión perfecta.

Tras echar el aceite volvemos a batir todo con la batidora, hasta que alcance la consistencia requerida, uniforme, de color anaranjado y suficientemente compacto como para aguantar los tropezones tradicionales que adornan cada guarnición.

AjoblancoAjoblanco Malagueño

Los ingredientes para 1 litro

  • 100 gr de almendra sin tostar
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de agua fresca
  • 150 gr de pan de payes
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de vinagre de vino blanco
  • Una pizca de sal

Elaboración

Si el pan lo tenemos duro lo primero que haremos será remojarlo. Introducimos el pan en agua fría hasta que la miga se ablande, cuando ya esté húmeda, la retiramos de la corteza y la guardamos.

A la vez que hacemos el paso anterior, ponemos a hervir una olla con agua. Colocamos las almendras en un colador y cuando el agua esté hirviendo, echamos por encima dos o tres cucharadas del  agua caliente. Las dejamos enfriar unos minutos y las pelamos.

Una vez hecho esto machacamos en un mortero los ajos y las almendras con la pizca de sal. Añadimos posteriormente la miga que habías apartado hasta hacer una pasta a la que iremos añadiendo el aceite para que ligue. Una vez ligada la pasta se le añade el vinagre y el agua fresca, y ¡lista!

Dejamos enfriar en la nevera y lo servimos.

¡Que aprovechen!

Esperemos que os hayan gustado estas tres recetas sureñas, tan parecidas como diferentes y os sirvan de para elaborar vuestras propias versiones… ¿Os atrevéis a enseñárnoslas?