Home   /   Recetas  /   Receta sin gases para no sufrir un día de calor
Receta sin gases para no sufrir un día de calor

¿Lo notáis? ¡Ya tenemos el calor aquí! ¿Y qué apetece cuando llega el calor? Muchísimas cosas. Como por ejemplo, ir a la playa, al monte, dar un paseo, nadar en el mar, hacer alguna actividad al aire libre… podríamos pasarnos hojas mencionando actividades perfectas para días soleados, esos días que tanto nos gustan.

Seamos sinceros, lo que menos nos apetece en estos días es tener alguna molestia en el estomago que no nos permita estar al cien por cien en la actividad. ¿Quién no ha tenido alguna vez que hacer una ruta por el monte con dolor de barriga? ¿O estar en la playa sin podernos acercar al agua por esa sensación de pesadez de estómago? Por ello, vamos a proponer un menú sin gases para estos días en los que tenemos que estar al 100% para aprovecharlos al máximo.

Como en otras ocasiones, recordamos que cada cuerpo es un mundo, y lo que a alguien le siente de maravilla puede que a otras personas les siente mal. Nosotros simplemente nos basamos en la teoría para realizar recetas con aquellos ingredientes que a priori son aliados de la buena digestión.

En esta ocasión vamos a recomendar un menú completo para danzar libremente sin ningún problema de flatulencia. ¿Qué os parece un arroz caldoso de primero, seguir con un pollo al limón con patatas asadas, y para terminar una deliciosa cuajada? ¡Todo ello casero!

El arroz caldoso lo usaremos para acompañar el pollo, por lo que lo haremos solamente con zanahoria para animarlopumpkin porridge in bowl and on a table un poco. Rehogamos la zanahoria bien troceada en una cazuela con un chorro de aceite de oliva y cuando esté bien pochada añadimos el agua. Cuando el agua empiece a hervir añadimos el arroz tipo bomba, y hervimos a fuego lento durante 15-20 minutos después de añadirle la sal al gusto. Es importante que el agua siempre cubra el arroz. En cuanto a cantidades, para 350 gr de arroz usaremos un litro y medio de agua aproximadamente. Lógicamente, si vemos que se consume el agua y que no está hecho todavía, le añadimos agua caliente a medida que vamos cocinando.

 

Para el pollo al limón solo vamos a necesitar un pollo, unos tres limones, unas patatas, mantequilla, jugo de limón, sal y pimienta, romero y tomillo. Es muy fácil de hacer porque como quien dice, es trocear los ingredientes y meter al horno. Lo primero de todo es precalentar el horno a 180º. Troceamos las patatas y las ponemos en la bandeja con unas rodajas de limón. Después le añadimos un chorro de aceite, un poco de romero, tomillo y sal. Ahora limpiamos el pollo y lo untamos bien con una mezcla a base de mantequilla fundida, jugo de limón, sal y pimienta, para que quede bien impregnado de todos los aromas. Lo colocamos sobre la bandeja y al horno. En unos 20 minutos por cada lado estará listo.

Cuajada_cropped_-_juantiguesYa sólo nos queda preparar el postre. Aunque pueda parecer complicado, la receta de la cuajada es muy sencilla. Además es digestiva, por lo que nos viene de perlas para los objetivos que tenemos entre manos. Para la elaboración necesitaremos leche, si es de vaca nos quedará más ligerita, azúcar y cuajo. Ponemos a hervir la leche en un cazo sin dejar de mover y cuando entre en ebullición la apartamos para que se enfríe. A la leche se le puede añadir al principio una ramita de canela para dar un sabor extra. En cada recipiente ponemos unas 3 gotitas de cuajo (en las indicaciones del producto vendrá la cantidad exacta), y cuando esté la leche a 37º (que al meter el dedo ni queme ni esté fría) la echamos en los recipientes y esperamos a que cuaje sin moverlos de sitio.

Ya tenemos el menú sin gases listo. Así que ya sabéis, a comer ligerito y a comernos los días de verano, que para eso están las vacaciones.

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.