Home   /   Recetas  /   Una receta para tratar de evitar gases. Muslos de pollo con patatas al horno
Una receta para tratar de evitar gases. Muslos de pollo con patatas al horno

¿Habéis pensado alguna vez que las recetas más sabrosas son las que más engordan o peor sientan a la tripa? Puede que a veces sea así, ya que cocinamos con mucha grasa, aceite, ingredientes fuertes… pero no tiene por qué pasar siempre. Podemos cocinar de una manera limpia, sana y saludable para tratar de evitar gases y digestiones pesadas.

¿Qué os parece si ponemos unos muslos de pollo y patatas al horno, todo ello aderezado con unas hierbas provenzales? Es un plato, que por sus ingredientes y manera de cocinado, no debería producir excesivos gases. Pero como solemos decir, cada cuerpo es un mundo y puede que lo que a unos nos produzca gases, a otros no. Lo mejor es ir probando y conocer a la perfección nuestro cuerpo.

Receta de muslos de pollo con patatas al horno y hiervas provenzales

Además de ser una receta que no nos aportará muchos gases, es una receta bastante asequible y de elaboración sencilla, además de ser un plato muy nutritivo.

Para cuatro personas, necesitaremos cuatro muslos y contra muslos de pollo, cuatro patatas de tamaño medio, una cucharada de aceite de oliva, pimienta, sal y hierbas provenzales. También podemos añadirle un poquito de limón, si nos gusta el sabor que este aporta a la receta. Seguro que podéis añadir muchos ingredientes para aportar riqueza al plato, pero aseguraos de que sean componentes que no den gases, ya que el objetivo que tenemos es que la comida no nos produzca digestiones pesadas.

Vamos con la elaboración. Primero tenemos que limpiar todos los ingredientes, sobre todo el pollo. Empezamos con este. Le quitamos la plumilla que haya quedado en la piel y huesos que puedan estar sueltos. Pasamos los muslos y contra muslos por el grifo y los secamos bien. Si queréis que el plato sea menos pesado todavía, podemos quitarle la piel al pollo, que es donde encontramos más grasa. Esto lo dejamos a gusto del consumidor. Para terminar con la preparación, solo queda salpimentarlo, y ponerle también las hierbas provenzales.

Vamos ahora con las patatas. Las pelamos, las limpiamos y las partimos en rodajas. Las salpimentamos y les ponemos unas pocas hierbas provenzales también. Ya tenemos todos los ingredientes listos. Ponemos las patatas sobre una bandeja de horno con un chorrito de aceite. Sobre esta, ponemos el pollo y le echamos otro chorrito de aceite. Añadimos un poquito de agua en el fondo de la bandeja para que no se pegue nada, y al horno.

El horno lo habremos precalentado a 240º. Dejaremos asando el pollo durante una media hora, y le damos la vuelta para dejar cocinando otros 20 minutos aproximadamente. Aquí entrará también el horno que tenga cada uno, nadie conoce mejor que uno mismo su cocina. En algunos tardará más y en otros menos, siempre podemos comprobarlo con un tenedor.

Ya habéis visto que con toda la simplicidad del mundo, podemos preparar en poco tiempo un menú delicioso. Además, comiendo de esta manera tendremos más posibilidades de evitar gases y digestiones pesadas que comiendo otro tipo de alimentos. Esperamos que os guste y ¡que aproveche!

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.