Home   /   Salud  /   Cómo evitar el ardor de estomago y las digestiones pesadas
Cómo evitar el ardor de estomago y las digestiones pesadas

Nos gusta compartir las mejores recetas y experiencias gastronómicas pero de vez en cuando también hay que dar unos algunos consejos para tratar de evitar complicaciones como el ardor de estómago y las digestiones pesadas. Porque comer es una alegría, pero si nos pasamos se pueden torcer las cosas.

Vamos primero con lo básico, si hay algo que no tenemos que hacer en ningún aspecto de la vida es abusar. En este caso estos son los alimentos que tenemos que consumir con moderación si queremos evitar los ardores:

  • Bebidas con cafeína
  • Bebidas alcohólicas
  • Bebidas con gas
  • Chocolate
  • Condimentos o comidas picantes
  • Alimentos cítricos
  • Tomate
  • Ajo
  • Cebolla
  • Alimentos fritos
  • Vinagre

 

Teniendo en cuenta los alimentos de los que no tenemos que abusar, también es recomendable adquirir una serie de hábitos y buenas costumbres para evitar las digestiones pesadas y todo lo que ello conlleva. Tenemos que procurar tomar a diario hortalizas y frutas frescas e introducir alimentos integrales en nuestra dieta. Asimismo, tenemos que adquirir la costumbre de utilizar cocciones lentas (Vapor, horno) y evitar las grasas, salsas y picantes. También ayuda a tener una mejor digestión comer en ambientes tranquilos y dedicarle tiempo, masticar bien los alimentos, ya que el proceso digestivo empieza con la salivación de la comida.

Es importante no acostarse hasta 2 o 3 horas después de haber comido, ya que no es bueno dormir sin haber hecho la digestión primero. Si surgiese ardor estomacal durante la noche, una manera de evitarlo sería dormir con la parte superior del cuerpo algo inclinada, hacer algo para que la parte de arriba del cuerpo quede un poco elevado respecto a las piernas, de esta manera se evitará que el esfínter tenga demasiada presión.

De la misma manera, hacer deporte inmediatamente después de comer podría favorecer la aparición de ardor y reflujo, ya que la digestión no estaría completa y esto no haría más que ayudar a producirse estos síntomas.

Terminamos recomendando unos hábitos lógicos pero que a veces pasan desapercibidos. Tenemos que evitar el sobrepeso, ya que el exceso de grasa acumulada ejerce mayor presión en el estomago empujando lo que contiene hacia el esófago. El tabaco, además de perjudicar la salud en muchos otros aspectos, beneficia al reflujo. Como hemos mencionado antes, además de masticar con tiempo y paciencia, vivir la vida con tranquilidad y reducir el estrés diario ayudará en gran medida a realizar unas buenas digestiones.

Como hemos visto, siguiendo una serie de costumbres saludables podemos hacer que en nuestro día a día las digestiones no sean muy pesadas y evitar en gran medida los ardores, el reflujo, y las molestias estomacales.

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.