Home   /   Recetas  /   Un buen menú para alumbrar San Valentín
Un buen menú para alumbrar San Valentín

14 de febrero. A muchos les vendrán automáticamente dos palabras a la cabeza: San Valentín.  Otros sin embargo no se darán cuenta hasta ese mismo día de que es el día de los enamorados, tan esperado para unos, y tan intrascendente para otros.

 

Aún así, este artículo gustará a ambos bandos, pues vamos a presentar un menú para celebrarlo, que también puede prepararse en cualquier otro momento para una romántica velada.

Diremos, que tan importante como la misma cena es el ambiente que creemos para la cita. Iluminación, velas, adornos, cubertería “especial”… No cuesta nada atender un poquito a los detalles para darle el toque diferente a la noche.

A ver que os parece este menú. Para ir entrando en vereda unos hojaldres rellenos de jamón y queso con forma de corazón. Para el plato principal un risotto de setas, y de postre unas buenas fresas con nata.

Con cuatro corazones nos bastará para el aperitivo. Necesitaremos 8 obleas de empanadillas, 4 lonchas de jamón York y dos lonchas de queso y huevo batido.

La receta es muy sencilla. Primero ponemos una loncha de queso entre dos de jamón y con un cuchillo lo cortamos en forma de corazón. Ahora lo ponemos sobre una oblea de empanadilla y lo cubrimos con otra. Cortamos la oblea en forma de corazón dejando un margen suficiente para sellar y crear los bordes. Ya solo queda hornear después de haber untado los corazoncitos con huevo batido.

Vamos con el plato principal, este es el que nos va a llenar la tripa. ¡Risotto de setas! Los ingredientes serían 250 gr de arroz, 125 gr de vino blanco, 30 gr de mantequilla, 30 gr de queso parmesano, 200 gr de setas, 125 gr de cebolla, un par de dientes de ajo y 15 gr de aceite de oliva. También usaremos un caldo de verduras (Zanahorias, cebolla y puerro), que deberíamos tener hecho previamente. Más o menos necesitaremos 800 cl de caldo.  

¡Empecemos! En la misma cazuela en la que vayamos a preparar el plato rehogamos las setas después de haber dorado los ajos y la cebolla picada con el aceite de oliva. Las cocinaremos durante 20-25 minutos.

Ahora viene lo importante a la hora de la correcta realización del risotto. Rehogamos el arroz un poco y echamos el vino blanco. Cuando este se evapore vertimos caldo hasta cubrir el arroz y hervimos a fuego lento. Deberemos ir echando el caldo cubriendo el arroz a medida que se vaya consumiendo mientras removemos para liberar el almidón de este. Todo el rato la misma tarea hasta que el arroz esté hecho. Si vemos que nos quedamos cortos echamos un poco de agua y listo. Ya solo queda echar el queso por encima una vez terminada la cocción y a disfrutar.

¿Vamos con el postre? ¡Claro que sí! Con esta no nos vamos a explayar mucho porque seguro que todos hemos caído alguna vez en la tentación de las fresas con nata y chocolate… Lo presentaremos en copas de postre para darle el toque romántico. En el fondo de la copa ponemos chocolate fundido, sobre este las fresas troceadas y finalmente la nata montada. Las cantidades las pondremos al gusto.

Un buen menú para celebrar este día o cualquier otro, ¿Verdad? Y si alguien se queda con hambre seguro que una de las dos partes ha recibido bombones. ¡Que aproveche!

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.