Home   /   Recetas  /   Ya vienen los reyes… ¡Este año el roscón lo preparamos en casa!
Ya vienen los reyes… ¡Este año el roscón lo preparamos en casa!

Sabemos que antes de Reyes tenemos otras tantas celebraciones pero tenemos que anticiparnos. ¿Por qué? Seguro que al primer intento no nos sale bien del todo así que tenemos que ir preparándonos para que el 6 de enero salga de 10.

De esta manera proponemos hacer este año el roscón de reyes casero, iniciando así una sabrosa costumbre que no termine nunca. A decir verdad, la receta tiene cierto grado de dificultad, pero que sería de la vida sin emociones fuertes.

Vamos con la elaboración. Nosotros vamos a proponer el rosco tradicional, pero aquí cada uno puede echarle imaginación y darle un toque personal al dulce. La receta tradicional va sin nata, pero al que le guste la nata, adelante.

Para este dulce típico del Día de Reyes, necesitaremos 400 gr de harina de trigo, 70 gr de mantequilla, 10 gr de azúcar, 2 huevos normales, 20 mililitros de ron, 100 mililitros de agua templada, 30 ml de leche, 20 gr de levadura fresca, un poquito de ralladura de naranja, media cucharada de agua de azahar para cocina y una pizca de sal.

No nos olvidemos de lo más característico de esta receta. Las almendritas fileteadas, la fruta escarchada y el azúcar granulado no pueden faltar en la superficie del rosco, aunque luego haya gente que los aparte.

Ahora toca poner las manos en la masa. En un bol espacioso mezclamos la harina, el azúcar, la levadura previamente disuelta en agua, el ron, la leche, la ralladura de naranja, el agua de azahar y la mantequilla. Cuando terminemos de mezclarlo todo tiene que quedar una masa pegajosa.

Amasamos y poco a poco le vamos dando la forma del roscón con el agujero en medio. Estiramos y moldeamos pero lo tenemos que hacer con mucho cuidado para no agrietar la masa. Aquí entrará en juego la maestría y habilidad de cada uno. He ahí la importancia de practicar alguna vez antes de prepararlo para el día de Reyes.

Dejamos reposar una horita para que la masa vaya tomando cuerpo. Batimos un huevo y lo esparcimos por la superficie del roscón, para que coja ese color doradito que tanto nos gusta. Ya solo queda añadir las almendras, la fruta escarchada y el azúcar granulado antes de meter al horno.

Por último toca hornear. Precalentamos el horno como en toda receta y horneamos a 220º durante 15 o 20 minutos. Como siempre, cada horno funciona de una manera diferente, por lo que el tiempo puede variar de uno a otro. Cuando veamos bien doradita la parte de arriba casi seguro que lo tendremos listo. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y ya tendremos preparado el desayuno típico para este día.

Como hemos mencionado antes, la preparación tradicional es sin nata pero seguro que a muchos de vosotros os encanta con nata. No hay problema, hacemos una buena nata casera, cortamos con cuidado el rosco por la mitad, y lo rellenamos. Como no, también introducimos la haba y al que le toque lo tendrá que cocinar el año siguiente.

Ya solo queda levantarnos el Día de Reyes con ilusión, y disfrutar del Rosco de Reyes que hemos preparado nosotros mismos. Seguro que si lo hacemos con mucho mimo nos queda estupendo. Que disfrutéis del día y ¡que aproveche!

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.