Home   /   Salud  /   Adapta estos hábitos a tu día a día y aleja las digestiones pesadas y los gases
Adapta estos hábitos a tu día a día y aleja las digestiones pesadas y los gases

Septiembre sigue avanzando y nosotros avanzamos con él. Seguro que la mayoría ya nos hemos reincorporado a nuestros quehaceres diarios y nos estamos adaptando poco a poco a las exigencias del día a día. Se nos ocurre que una mala digestión puede arruinarnos todo y entorpecernos la vuelta al trabajo, ¿verdad?

¿No tenéis la sensación de que la vida cada vez es más acelerada? Dedicamos poco tiempo a comer, a cocinar, a tomar nota de lo que nos viene bien o nos viene mal… en definitiva, a pararnos a pensar un momentito que es lo que más nos conviene o qué comidas tolera mejor nuestro cuerpo. Os invitamos a que os paréis un momento a pensar en todo esto, y que sigáis los siguientes consejos para intentar evitar los gases que podáis tener:

  • No realices comidas demasiado abundantes ni copiosas y come despacio, tómate tu tiempo en masticar muy bien los alimentos. Tampoco conviene hablar mientras comemos.
  • Trata de evitar los alimentos más flatulentos. Por supuesto, no se deben de apartar de nuestra alimentación, ya que muchos de ellos poseen unas propiedades nutritivas que conviene añadir a nuestra dieta. En el siguiente enlace podéis encontrar una lista de los alimentos más flatulentos: Los alimentos que más gases producen.
  • Algo que sonará lógico, evitar las bebidas gaseosas. También debemos evitar beber directamente de latas o botellas. Esto produce que nos entre más aire en el cuerpo.
  • De igual manera, masticar chicle no es una buena idea. Esto también introduciría aire en nuestro cuerpo y produciría más gases.
  • Un consejo que no nos cansamos de repetir es el no fumar. Además de venirnos bien en todos los aspectos de nuestra vida, ayudará a tener mejores digestiones.

Nos metemos ahora con unos cuantos consejos gastronómicos.

  • No sería mala idea tomar de postre piña fresca, esta contiene una sustancia llamada bromelina, la cual ayuda a la digestión de las proteínas.
  • Otra cosa que nos puede ayudar a la digestión de las comidas que ingiramos son ciertas infusiones como podrían ser las de menta, anís, salvia o hinojo.
  • Además de eso, como sabéis, las legumbres son unos de los alimentos que más gases producen. Para evitar que den tantos gases, podemos mantenerlas a remojo durante toda una noche antes de cocinarlas. También podemos añadir comino en el agua de la cocción, una especia de acción carminativa.

Por último, también os aconsejamos que tengáis a mano productos de venta libre en farmacias como Pankreoflat, que actúa sobre las burbujas de gas disgregándolas y ayudando a su eliminación.

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.