Home   /   Recetas  /   Cómo hacer granizado de limón en nuestra casa
Cómo hacer granizado de limón en nuestra casa

Nos ponemos en situación, 40 grados en muchos sitios de España, un día duro sudando la gota gorda en el trabajo, llegamos a casa y nos apetece algo fresco. Que mejor que prepararnos un dulce granizado de limón. Además de contener muchos antioxidantes, es refrescante y tiene muchas vitaminas. Por supuesto, está riquísimo.

Es una receta muy sencilla, y los únicos ingredientes que necesitamos para hacer este brebaje son limones, azúcar moreno, agua y hielo picado. ¿Qué os parece si hacemos un litro y lo que sobre nos lo tomamos más tarde?

Necesitaremos seis limones, seis cucharadas de azúcar moreno, la ralladura de un limón, 500ml de agua y 800 ml de hielo picado. Hemos propuesto azúcar moreno, pero perfectamente se podrían utilizar otros azúcares o edulcorantes. Si lo sustituimos tendremos que tener en cuenta el poder endulzante de cada uno de ellos, para adaptarlo a la receta.

Vamos con la preparación. Primero exprimimos el zumo de los seis limones. Lo pasamos a un vaso de batidora y ahí le añadimos la peladura de un limón. Al rayar la peladura del limón, tened mucho cuidado de no llegar a coger la parte blanca, esa parte podría amargarnos literalmente el granizado.

¡Seguimos! Ahora le añadimos las seis cucharadas de azúcar y lo batimos bien. Después vamos añadiendo el agua progresivamente y removemos la mezcla simultáneamente para que el azúcar se vaya disolviendo bien. Seguro que a estas alturas ya estáis deseando darle un trago. Sed pacientes y esperad, ¡aún queda lo mejor!

Es hora de añadir el hielo picado. Os preguntaréis, ¿cómo pico el hielo en casa si no tengo ninguna herramienta de cocina profesional? Es muy sencillo. Colocamos unos cuantos hielos sobre una servilleta gruesa y los envolvemos con esta. Lo ponemos sobre una superficie dura y golpeamos sin miedo con un martillo o mazo de madera. Con esto sería suficiente para lograr un perfecto hielo picado.

Una vez realizado este paso, solo tenemos que añadirlo al jugo obtenido anteriormente, y después de mezclar bien tendremos lista nuestra refrescante bebida.

Si queréis el granizado con un sabor a limón más concentrado, omitid el último paso y meted directamente el jugo obtenido en el congelador dentro de un recipiente. Cada hora lo removemos un poco y cuando veamos que el zumo está casi congelado, con la apariencia de un granizado, estará listo para refrescarnos la garganta.

Con esta misma mezcla también podríamos hacer polos de limón. Seguro que en más de una ocasión habéis visto cubiteras con forma de polo. Bastaría con hacernos con una de esas cubiteras, verterles el zumo que hemos preparado para el granizado, colocarles un palo de madera en cada hueco, y meterlo al congelador. De esta manera tendríamos unos ricos y naturales polos de limón.

Ya habéis visto que de una manera bastante fácil podemos refrescar los días más calurosos del verano. No dudéis en preparar un rico granizado de limón, y disfrutarlo en la mejor compañía. ¡Que aproveche!

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.