Home   /   Salud  /   Nos metemos con las comilonas de verano. Consejos para tener una buena digestión
Nos metemos con las comilonas de verano. Consejos para tener una buena digestión

Para que vamos a engañarnos, en verano es frecuente permitirnos el lujo de darnos buenas comilonas. Barbacoas, comidas de amigos, comidas y cenas familiares, pizzas, hamburguesas…

Un refrán que nos viene a la cabeza para esta ocasión es “Noches alegres, mañanas tristes”. En este caso se puede aplicar a todos los momentos del día. Por ejemplo, vamos a una barbacoa y comemos como si no hubiese mañana. Lo hacemos sin pensar en las consecuencias. Probablemente, tras la comida, no nos podamos ni mover, metafóricamente hablando.

Por supuesto, tenemos diferentes consejos que podemos tener en cuenta para tratar de evitar las digestiones pesadas y los gases en estas jornadas. Lo primero, disminuir las comidas abundantes y muy copiosas.

Vamos ahora con unos consejos que nos van a venir muy bien, muchos de ellos os sonarán ya que os los hemos traslado anteriormente, así que vamos a repasarlos con el fin de disfrutar este verano:

  • Comer despacio y masticar muy bien. Os lo hemos dicho en mil y una ocasiones, tomarnos nuestro momento para comer tranquilamente, disfrutando, comiendo despacio y masticando bien los alimentos.
  • Evita alimentos flatulentos ¿te acuerdas de que alimentos hablamos? Echa un vistazo a la lista y refresca tu memoria, vamos a intentar no sufrir una digestión pesada con los calores del verano.
  • El verano es una buena época para evitar las bebidas gaseosas, los zumos frescos naturales con frutas de temporada, el agua bien fresca para hidratarnos en la playa o la montaña y los granizados son bebidas que nos apetece tomar en esta época del año.
  • Procura comer e hidratarte varias veces al día, vamos a intentar pegarnos una comilona abundante, mucho mejor realizar varias comidas ligeras al día.
  • El buen tiempo es una excusa perfecta para movernos y caminar de 10 a 15 minutos nos ayudará a evitar la acumulación de gases en el tubo digestivo.

Teniendo en cuenta que las digestiones pesadas se suelen producir por causas tales como ingerir cantidades abundantes de comidas, especialmente muy grasas, o porque la actividad de algunas enzimas pancreáticas que intervienen en la digestión es insuficiente, podríamos realizar las siguientes afirmaciones:

-Por un lado, haríamos bien en intentar no hacer comidas abundantes, y evitar en la medida de lo posible las comidas copiosas.

-Por otro lado, para las ocasiones en las que tenemos posibilidades de pasarnos un poco comiendo y bebiendo, sería buena idea tener a mano productos como Pankreoflat, que contiene entre otras sustancias Pancreatina, una mezcla de enzimas digestivas que ayuda a evitar las digestiones pesadas.

Esperamos haber podido echaros una mano para que las remesas sean más lleva deras y evitar los molestos gases y digestiones pesadas. ¡Seguid disfrutando del verano!

Tags

Related Article

Post a new comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.